TEDxUFM

TED, es una organización sin fines lucrativos que se dedica a la difusión de “ideas que valen la pena difundir”. Al comienzo, se enfocó en acercar personas de tres campos específicos (Tecnología, Entretenimiento y Diseño – de allí sus siglas) y darles un espacio para compartir sus ideas, pero conforme fueron pasando los años y su popularidad creció, sus horizontes se ampliaron y ahora incluyen ciencia, filosofía, arte, negocios y otros temas de interés. Lo más innovador de TED, es probablemente su formato de charlas dinámicas de 18 minutos o menos que son puestas en su página de internet y que pueden ser accesadas de forma gratuita desde cualquier lugar del mundo. El otro factor atractivo es su roster de expositores: por los escenarios de TED han pasado J.J. Abrams, Bill Gates, Sam HarrisRichard Dawkins, Stephen Hawking, Bill Clinton, Daniel Dennett, Brian Cox, Marcus du Sautoy, Julian Assange, Susan Blackmore, Bono, James Cameron y Peter Gabriel entre otros.

En el año 2009, se expandieron aún más y comenzaron a otorgar licencias a quien quisiera organizar eventos similares a nivel local. Estos eventos se conocen con el nombre de TEDx. La directiva de TED no tiene mucho que ver en estos eventos, aparte de dar una serie de lineamientos que se deben de seguir. El día sábado 20 de agosto, la Universidad Francisco Marroquín llevó a cabo su primer conferencia TEDx y para ello convocó a un largo proceso de selección de los participantes. La licencia que TED les otorgó era únicamente para 100 personas, lo que significaba que no todos los que tuvieran interés en participar iban a poder hacerlo. Luego de enviar mi aplicación, estuve entre los afortunados y quiero compartirles mi experiencia.

 Lo primero que pude notar fue la calidad de la organización. En la etapa de registro y entrega de credenciales todo marchó muy bien y de forma ordenada, y la distribución de pequeños núcleos de sofás, mesas y sillas para invitar a la discusión durante el período de break me parecieron estupendos. Al entrar al auditorio Juan Bautista Gutiérrez, tuve ese agradable y a la vez deprimente sentimiento de que no estaba en Guatemala. El escenario estaba dispuesto de tal forma que parecía el del TED original. Me pareció que el equipo de montaje hizo un muy buen trabajo.

Para ser totalmente honesto, los temas seleccionados (Emprendimiento, Tecnologías Disruptivas y Libertad) no me parecieron demasiado interesantes desde el principio. Lo que realmente me interesó fue que se estaba haciendo un evento TED en Guatemala, y como seguidor empedernido, quise formar parte de él. Al recibir el gafete de identificación con el programa, sin embargo, sí se me despertó un poco más el interés. La primera plática, titulada Socratic Practice as Disruptive Technology (Michael Strong), me llamó particularmente la atención por su relación con la filosofía del genio griego. Otros títulos que me llamaron la atención fueron Disruptive Brands as Cultural Innovation (Magatte Wade) y Ideas Are the Recipes (Luke Williams). Coincidentemente, estas tres pláticas fueron las mejores por ser las que más dejaban en qué pensar. Por primera vez, asistí a una serie de pláticas sobre emprendimiento y negocios en general que no fueran más que simples “pep talks” de personas haciéndose famosas a base de repetir “consejos” de sentido común o apelando a cuestiones más emocionales que otra cosa. Los temas que se discutieron estuvieron asentados en una base sólida -casi científica- y tenían aplicación a muchos aspectos de la actividad humana, no sólo a hacer dinero.

En la plática que abrió el evento, Socratic Practice as Disruptive Technology, Michael Strong utilizó a Sócrates como un ejemplo de una persona diferente, disruptiva, que vivió una vida de constante cuestionamiento a las autoridades y de romper con el establishment. Esta es una de las razones por las que Sócrates trascendió e influenció tanto a la filosofía occidental. Creo que Guatemala necesita desesperadamente del “espíritu” socrático, de estar en constante cuestionamiento y ser mucho más cauteloso a la hora de adquirir creencias. Esto lo ilustró Michael Strong con una anécdota bastante vergonzosa sobre un grupo de empresarios estadounidenses que le comentaron que una de las cosas que más habían saltado a la vista luego de visitar Guatemala, fue el enorme respeto a la autoridad que tenemos los guatemaltecos. Simplemente nos cuesta mucho pensar con nuestra propia cabeza y siempre acudimos a las universidades, al gobierno, a las iglesias y a figuras públicas para que nos digan cómo pensar y cómo actuar. Mientras no dejemos de ser una sociedad de hombres y mujeres sometidos a la tiranía de personas con malas ideas, nunca vamos a progresar, aunque resucitemos a Thomas Jefferson y lo pongamos de presidente.

La segunda plática, dada por John Chisholm (Release Your Inner Company), me pareció un poco más “inspiracional” o “light” que todas las demás. Sin embargo, cuando se metió en el tema de ética de negocios, presentó de una forma muy convincente su propia tesis, que me pareció bastante interesante. Estamos acostumbrados a que se nos diga que comportarse como un depredador en el mundo de los negocios es malo y que practicar algo más afín a la filantropía es bueno. Chisholm no discute esto, pero sí plantea que existe un comportamiento aún mejor: entrepreneurship. Su argumento es que para que una persona pueda ser un emprendedor exitoso, tiene que tener ciertas características: diligencia, creatividad, racionalidad, honestidad intelectual, perseverancia, justicia y valor. Todo este conjunto de atributos da frutos y crea nuevas oportunidades de negocios que deberán de ser perseguidas siendo diligentes, creativos, racionales, intelectualmente honestos, perseverantes, justos y valientes. Esto va creando una nueva cultura de ética de negocios que me sonó muy parecida al intelectualismo ético de Sócrates y a algo que decía Facundo Cabral: “Si los malos supieran lo buen negocio que es ser buenos, serían buenos, aunque sólo fuera por negocio”.

En la última plática antes del break, la empresaria senegalesa Magatte Wade habló sobre cómo una marca nacional puede llegar a ser la forma más efectiva de exportar cultura a otros países. Utilizó de ejemplo a Estados Unidos y cómo lo que la mayoría de los ciudadanos del mundo conocen sobre ellos, llega a través de la imágen que venden grandes corporaciones como Nike y Coca Cola. Estados Unidos está muy lejos de ser la potencia intelectual y económica que fue en el pasado, pero en las mentes de muchísimas personas sigue siendo “la tierra de las oportunidades” y del progreso, gracias a las marcas que exportan. Esto no es ninguna noticia, por supuesto, pero Magatte Wade se ha apoyado en este hecho para intentar hacer su propia exportación de cultura, que es en dónde entra lo innovador. Wade está cansada de la imágen del continente africano como devastado por las guerras, el SIDA y la extrema pobreza y fundó una compañía de bebidas hechas a base de hierbas y recetas de la región. De esta forma, aprovecha la riqueza de la cultura africana y exporta una imágen positiva. Al mismo tiempo, les da a los pueblos africanos algo con qué identificarse y que pueda ser motivo de orgullo. Creo que para restaurar a Africa se necesita mucho más que exportar los aspectos positivos de su cultura, pero me parece que la visión de Wade es un primer paso. Al igual que el espíritu socrático, creo que es algo que Guatemala debe de escuchar y comenzar a poner en práctica.

La mejor plática de la noche, para mi gusto, fue la de Luke Williams. Es simplemente un orador excelente, que sabe combinar seriedad y buen humor para transmitir su mensaje. También sabe hacer a la perfección lo que tantos expositores nunca aprendieron: a utilizar Power Point o Keynote como un apoyo extra a lo que están diciendo, no como una transcripción de lo que están presentando. Creo que fue una de las mejores presentaciones de Keynote que he visto en mi vida. Su tésis principal sobre la tecnología disruptiva, que no es simplemente saber identificar cuando un producto puede entrar a revolucionar el mercado, sino que es una forma constante de pensar, es bastante afín a mi propia filosofía de la ciencia. Ninguna idea es demasiado descabellada ni se debe de descartar de entrada, aunque para que llegue a establecerse como algo aceptado, es necesario que pase por el método científico. Lo mismo se aplica a los negocios y Williams utilizó ejemplos de series de televisión como Seinfeld y de bebidas como Red Bull que tomaron como premisa una total contradicción del canon establecido sobre lo que tiene que ser un sitcom o una soda, y descubrieron todo un nuevo terreno fértil en donde sus productos pudieran florecer.

No todo puede ser perfecto, por supuesto, y sí hubo algo que de cierta forma empañó todo lo bueno que hasta ese momento había sido TEDxUFM. La última plática del evento, Liberty and Prosperity de José Raúl González Merlo, adoleció mucho de haber tenido que seguir a la excelente y dinámica presentación de Luke Williams. Comenzó muy bien, con una irónica reflexión: “Estoy aquí para hablar de libertad…en 18 minutos…dentro de los confines de este círculo…y en inglés”. Sin embargo, a partir de allí, todo prosiguió cuesta-abajo. La tesis de González Merlo era que la libertad -más en concreto, la libertad económica, que nunca definió- tiene una relación causal con el nivel de prosperidad de un país. Aunque la economía definitivamente no es mi fuerte, sí creo que la libertad económica es un ingrediente que ayuda a que el nivel de vida de sus habitantes sea notablemente mejor que el de aquellos que no la tienen. Hay estadísticas que demuestran que existe una correlación positiva entre el grado de libertad económica de un país y los ingresos per cápita de sus habitantes. Sin embargo, el creer que la libertad económica es la panacea que acabará con la pobreza es irse a extremos que la evidencia no justifica. Los mismos estudios que González Merlo citó y presentó, también han demostrado que los países nórdicos y su particular manera de balancear capitalismo con socialismo, son los que actualmente encabezan los listados de prosperidad humana.  Sin embargo, esto no fue mencionado en la plática. Más extraño resultó cuando González Merlo mencionó una conocida cita de Thomas Jefferson: “El precio de la libertad es la eterna vigilancia” y le agregó “…al gobierno”. Mencionó que es necesario vigilar constantemente al gobierno porque es la única entidad que de forma legal nos puede restringir la libertad económica. En esto estoy de acuerdo. Sin embargo, González Merlo dio a entender que la intromisión del gobierno en la libertad económica fue lo que llevó a desastres como la actual crisis financiera de Estados Unidos. Si existe una prueba viviente de los peligros de darle rienda suelta a la libertad económica, ese es precisamente el caso del deastre económico de Estados Unidos. No fue el exceso de intromisión del gobierno lo que causó la debacle, sino la ausencia de controles gubernamentales para mantener en línea a las corporaciones. Como dije antes, yo no soy economista ni la considero una de mis áreas fuertes, pero sí me pareció que no hubo mucha objetividad en la plática de González Merlo, al punto de mostrar únicamente la evidencia que apoya su postura y ocultar la que no lo hace. Quiero aclarar que no estoy atacando al libertarismo que defiende la UFM y que no soy socialista. Ni siquiera puedo decir que tengo una ideología económica favorita o que exista un único sistema económico válido – creo que va a depender de las circunstancias únicas de cada nación, lo que aplica para Noruega, Suecia y Finlandia, difícilmente aplica para Guatemala. Simplemente estoy expresando mi desagrado por la falta de objetividad que percibí en esta última charla.

Al final de cuentas, puedo decir que TEDxUFM superó todas mis expectativas y espero que se convierta en algo recurrente. Mis más sinceras felicitaciones a todas las personas que estuvieron detrás de este evento. Guatemala necesita mucho de este tipo de intercambio de ideas para salir del dogmatismo que nos domina.

Oscar G. Pineda

Oscar es un mamífero bípedo, de la especie Homo sapiens. Disfruta observando extrañas y repetitivas manchas en pedazos de papel, y oyendo a personas de acento raro hablar de peces con patas saliendo del mar; usando palabras raras como ‘qualia’ o números con muchos, muchos ceros. Tuvo la loca idea de dedicar su vida a hacer lo que le gusta, así que ahora está estudiando filosofía en la universidad y ciencia en su tiempo libre. Así se siente a gusto, cuestionando todo; hasta lo que “no se debe cuestionar”. Ah, y odia escribir sobre él mismo en tercera persona.

3 Comments

  • Reply August 22, 2011

    Jose Toriello

    Hola, gracias por un buen resumen de la actividad.

    Comparto su apreciación de las intervenciones de la mayoría de participantes en la actividad. A mi criterio, le faltó mencionar la presentación audiovisual de VJ Sine que a algunos pudo quizás marear, pero como mínimo merece ser tildada de muy original y creativa.

    También mencionaría a Grete Pasch y su charla sobre los libros. Aunque menos en línea con la temática general del evento, sirvió (por lo menos para mí) de descanso. Fue una presentación a la vez melancólica y emocionante, acerca del futuro del libro. Es un tema interesante y su estilo de presentarlo fue agradable. A mi me gustó en particular porque me intereso siempre por las pasiones de la gente. A ella, es obvio, le apasiona la lectura y compartió su experiencia como bibliotecaria, una especialización en vías de extinción. Fue un punto positivo de la conferencia tenerla a ella.

    Ahora, sobre su crítica a la plática de José Raul Gonzales M. La tesis de que el `Capitalismo de Rienda Suelta´ fue el causante de la crisis es trágicamente tan popular como equivocada. La charla de Gonzales Merlo tuvo limitaciones como usted menciona, pero le recomiendo no cometer los mismo errores que él cometió.

    Usted está diciendo que esa `ausencia de control gubernamental´ causó la crisis de Estados Unidos como si fuera un hecho, cuando es su opinión. No sólo no presenta evidencia para soportar su argumento, sino además opina contundentemente sobre un tema complejo, que usted mismo admite no comprender totalmente (cuando dice `No es mi fuerte´).

    La mal llamada `ciencia´ económica generalmente peca igual y muchos `economistas´ como Paul Krugman o Joseph Stiglitz cometen el mismo error de hacer que opiniones sean enunciadas como que fueran hechos. Seguramente de leer los artículos de alguno de ellos es que usted obtuvo su opinión acerca de la `ausencia de controles´.

    La crisis de EEUU tiene muchas aristas. Me gustaría enfocar este comentario en dos de ellas, una la causa de la misma y dos el comportamiento de ejecutivos de corporaciones.

    La causa inicial de la crisis de la crisis fue el exceso de crédito otorgado a personas que no lo pudieron luego pagar. Esto ocurrió por muchas razones, pero principalmente porque la reserva federal con el fin de `estimular la economía´ bajó las tasas de interés después de que explotó la burbuja dot-com (un buen recurso para comprender la crisis está en Wikipedia bajo `Late 2000´s financial crisis´un documento muy equilibrado, quizás por su naturaleza wiki). Los especuladores financieros buscaron forma de sacarle raja, como harán siempre. Haber asumido que los precios de la vivienda seguirían subiendo fue el error fundamental de millones de personas, no solo los malvados ejecutivos (muchos actuaron mal, especialmente cuando la cosa se puso fea). La causa, sin embargo, no fue el capitalismo ‘salvaje’ sino todo lo contrario, fue la intervención gubernamental al intentar artificialmente regular el precio del dinero… Hacer intervenciones de este tipo y después dejar al capitalismo actuar es la combinación que llevó a la crisis. Sin la intervención inicial, el capitalismo hubiera actuado de forma normal, sin la epoca de boom artificial y luego la estrepitosa caída…

    Estoy de acuerdo que a Gonzales Merlo le faltó explicar algunos de sus supuestos y definir algunos de sus conceptos. En su defensa, creo que hizo lo que pudo con la limitación de 18 minutos. Lo escuché en una charla anterior, donde con mas tiempo, logró explicar muy bien lo que estoy tratando de exponer acá. Hay un libro sobre el cual basó su plática en esa ocasión titulado `This time it´s different´ (Reinhart – Rogoff), que ilustra aún mejor éstos puntos. Es una lectura que puede servir para comprender mejor los complejos fenómenos económicos…

    El punto central que le quiero hacer es que la crisis fue causada por la intervención en la economía, que causó una burbuja en los valores de los inmuebles, que permitió la creación de vehículos de inversión complejos (después tildados toxic assets), que la gente compró y felizmente disfrutó sin culpar a bancos o aseguradoras mientras les rendían muy bien.

    Fue la mezcla terrible de regulación y luego capitalismo la causante de la crisis.

    La tesis que usted está promoviendo de que el capitalismo excesivo causó la crisis no sólo está equivocada sino es muy dañina. Le pido favor que no la repita hasta cuestionarla bien en su pensamiento. Lo invito a defenderla si quiere y a que argumentando constructivamente lleguemos a conclusiones compartidas.

    El punto que quería hacer ver Gonzales Merlo es que las economías libres son mejores que las no libres, sólo eso. No habló de crisis porque no tuvo tiempo.

    Estoy de acuerdo con usted sobre que esto no es la panacea, yo diría que es únicamente un principio, sobre el cual se puede construir una sociedad prospera y pacífica. Sin este principio, sin embargo, podemos hablar y hablar, pero seguiremos mal. URGE LIBERTAD EN LA ECONOMÍA, URGE QUE SE DEJE DE PENSAR QUE EL GOBIERNO PUEDE SACAR A LA GENTE DE LA POBREZA. Llevamos muchos años (algunos conscientemente y otros sin saberlo) operando bajo el supuesto de que el gobierno puede crear riqueza. Es falso, el gobierno puede permitir u obstruir la creación de riqueza, pero es la gente en sus acciones u omisiones que la crea o la destruye.

    Los defensores de la libertad económica pudieran hacer un mejor trabajo (me incluyo) en hacer valer estos puntos de vista, Gonzales Merlo no es la excepción.

    Sinceramente le agradezco el blog y también le pido sinceramente que considere estos argumentos, me encanta debatir y argumentar en búsqueda de la verdad, utilizando la lógica, la historia y datos estadísticos. Gracias por traerme a esta página guatemala secular…

  • Reply August 23, 2011

    Admin

    Muchas gracias por su comentario José, y bienvenido a este blog.

    Con respecto a la charla de Grete Pasch y a la actuación de VJ Sine, no las mencioné por cuestiones de extensión. No quise que fuera algo súper detallado sobre todas las presentaciones, sino más bien un resúmen de lo que me había parecido más importante de mencionar según mi criterio. Pero aprovechando que lo menciona, la charla de Grete Pasch también tuvo sus buenos puntos. Entre ellos, la forma objetiva y pragmática en la que habló sobre el futuro del libro. Me pareció estupendo que una persona con tanto attachment emocional hacia el libro físico, tenga una mente tan abierta y sepa reconocer las virtudes y las conveniencias del formato digital. La actuación de VJ Sine no me disgustó, pero tampoco me encantó. Sí creo que la percepción del público pudo haber sido afectada al no saber exactamente qué es lo que Julio Dávila hacía detrás del booth para afectar las imágenes que se iban desplegando en las pantallas.

    Ahora, con respecto a la charla de González Merlo, en la que se enfoca principalmente su comentario, no comprendo el por qué del tono pasivo-agresivo al defender su postura, ya que de entrada reconozco que no soy economista. Lo volví a hacer al final. Tampoco comprendo por qué considera que “opin[o] contundentemente sobre un tema complejo”, cuando al reconocer mis carencias en cuanto a materia económica se refiere, lo que hago es precisamente quitarle cualquier contundencia o total seguridad a lo que estoy escribiendo. Esto lo hago por honestidad intelectual. Quisiera aclarar también que se equivoca al creer que mis opiniones sobre la crisis financiera de Estados Unidos se basan en ensayos o artículos de Paul Krugman o Joseph Stiglitz. Desde que la crisis surgió, he leído comentarios acerca de la situación de varias fuentes. Es posible que haya leído algo de alguno de ellos en algún momento, pero sinceramente no lo tengo presente. Como comentario personal, le digo que esta actitud de “este está mal porque seguramente leyó X” o “este está mal porque seguramente es Y” denota muchos prejuicios, que como usted mismo indicó en su comentario: “no presenta[n] evidencia para soportar su argumento”.

    Tomando en cuenta que usted vino a “opinar contundentemente” a este espacio con extensas explicaciones, pensaría que usted es economista o que tiene algunos estudios universitarios en esta materia. Permítame entonces aprovechar su conocimiento para aclarar ciertas dudas que tengo sobre la materia.

    Usted menciona que la causa “real” de la crisis fue “la intervención gubernamental al intentar artificialmente regular el precio del dinero”. Aunque tampoco presenta evidencias ni argumentos para apoyar tal postura, esta parece ser una opinión bastante aceptada entre algunos expertos que además me hace cierto sentido. No sé si sea la correcta, pero se la voy a conceder, para fines de la discusión. Creo que usted malinterpretó lo que yo escribí acerca del addendum que hizo González Merlo de la cita de Thomas Jefferson, pues yo no dije que el intervencionismo del gobierno nunca es malo, sino que más vigilancia por parte del gobierno hubiera evitado una buena parte del caos que se dio, una vez ya se había tomado la mala decisión (según algunos), de bajar las tasas de interés. Por lo que comprendo, ni usted ni González Merlo son fans de que el gobierno intervenga. ¿Qué otra medida que no involucre al gobierno, según usted, hubiera evitado que el problema se volviera peor una vez ya se había cometido el error inicial? O también, ¿qué medida que no involucre al gobierno o a un “ente” regulador puede solucionar una crisis causada por circunstancias “naturales” del mercado? Otra duda que siempre he tenido es ¿de qué forma que no sea a través de un “ente vigilante” se puede mantener “a raya” a los CEOs deshonestos que agravaron la crisis? Es a esto a lo que me refería cuando dije que fue la falta de vigilancia del gobierno lo que causó la crisis. Admito que fue una mala elección de palabras y debí de haber dicho “agravó la crisis”.

    Creo que la mayor parte de nuestros aparentes desacuerdos surge por una confusión: cuando los dos decimos “intervención o intromisión del gobierno”, estamos hablando de diferentes cosas. Usted quiere decir una manipulación directa de los factores y yo me refiero a “vigilancia”. Para ilustrarle mejor la postura que hasta el momento se me hace más atractiva, es algo parecido a lo que plantea Karl Popper en “La sociedad abierta y sus enemigos”: Un gobierno que en materia económica debe de limitarse a establecer controles para proteger el libre mercado. Creo que se dará cuenta que estamos de acuerdo en muchas más cosas de las que creemos. Un ejemplo:

    Yo dije:

    “Aunque la economía definitivamente no es mi fuerte, sí creo que la libertad económica es un ingrediente que ayuda a que el nivel de vida de sus habitantes sea notablemente mejor que el de aquellos que no la tienen. Hay estadísticas que demuestran que existe una correlación positiva entre el grado de libertad económica de un país y los ingresos per cápita de sus habitantes”

    Usted dice:

    “Estoy de acuerdo con usted sobre que esto no es la panacea, yo diría que es únicamente un principio, sobre el cual se puede construir una sociedad prospera y pacífica. Sin este principio, sin embargo, podemos hablar y hablar, pero seguiremos mal.”

    Creo que la diferencia entre ambos es que yo aún no tomo una postura definida, precisamente porque no conozco lo suficiente del tema como para hacerlo. Sobre todo cuando noto un fervor cuasi religioso de parte de algunos prominentes defensores de la libertad económica, que les impide ver los puntos débiles de su sistema.

    Ahora, pasando a un punto diferente que usted no mencionó, quisiera saber qué opinión tiene sobre los datos que demuestran que los países nórdicos son los que tienen la economía más sólida del planeta – y todo esto, basado en un modelo económico particular que mezcla libre mercado con socialismo. También quisiera que comentara acerca del hecho de que un economista como González Merlo seguramente sabe esto, pero sin embargo jamás lo mencionó. Esta es una de las razones por las que creo que la conferencia adoleció mucho, pues a mi juicio fue más preaching neoliberal que hablar objetivamente sobre las verdaderas correlaciones entre libertad económica y prosperidad.

    Una vez más, gracias por sus observaciones, y espero seguir discutiendo sobre este y otros temas más afines al tema principal del blog.

  • Reply August 23, 2011

    Jose Toriello

    Buena respuesta, muchas gracias por ella. Me disculpo por el ‘tono pasivo agresivo’ que usted le sintió al texto, no era intencional. Le agradezco también por la madurez de su respuesta, mucho más justa, que mi intervención anterior…

    En efecto he realizado estudios sobre economía, primero como estudiante universitario, que decepcionado con la ‘ciencia’ económica, se dedicó a otro temas, y luego como aficionado igual que usted.

    Sobre sus preguntas:

    ¿Qué otra medida que no involucre al gobierno, según usted, hubiera evitado que el problema se volviera peor una vez ya se había cometido el error inicial?

    Ya cometido el error, la crisis era inevitable, este es el argumento del libro ‘this time its different’. Cada vez que bajan los intereses artificialmente, un boom y luego un crash…siempre.

    El gobierno pudo haber evitado que se hiciera peor NO DANDO bail outs! Al proteger a las empresas que irresponsablemente invirtieron sus recursos en los paquetes de deuda, se distorsiona el mecanismo que llamaré (por falta de que se me ocurra otra forma de llamarlo) selección natural. Toda la teoría del libre mercado recae en que los ineficientes desaparecen y se premia al mas sabio administrador y mas creativo productor. Los bailouts premiaron a los CEO que estupidamente invirtieron en los paquetíos esos. Además incurrió el gobierno en falta de solvencia moral al salvar a unos y dejar caer a otros, sin tener criterios más allá del `too big to fail´.

    Los que abogaron por los bailout argumentaron que esto permitía evitarle a los ‘inocentes’ en todo esto de sufrir grandes pérdidas. Quienes invirtieron en ese tipo de institución debieron haber investigado sus prácticas y no se puede considerarles victimas, sino cómplices. A los que favorecieron los bailouts se les olvidó que lo que hicieron fue castigar a los verdaderos inocentes, que fueron quienes no invirtieron en este tipo de cosas, sabiendo que algo estaba mal. Ahora son ellos quienes pagan la factura de todos los tontos que invirtieron mal, además de los bebés que nacen hoy endeudados. Justos pagando por pecadores, (si se me permite la ironía de citar esa frase en este sitio)….Había que dejarlos caer.

    Los grandes beneficiados de los bailouts fueron los CEO’s que irresponsablemente invirtieron fondos de otras personas que confiaron en su juicio, y que gracias al bailout recibieron sus no merecidas bonificaciones.

    ______

    ¿qué medida que no involucre al gobierno o a un “ente” regulador puede solucionar una crisis causada por circunstancias “naturales” del mercado?

    Ya que habla de naturaleza, me gustaría empezar por decir algo que es muy cierto, pero se nos olvida a cada rato. El estado ‘natural’ de las cosas es la crisis, la pobreza, la incertidumbre. El ingenio humano ha logrado por momentos superar ésta tendencia a la entropía (por decir), pero siempre volvemos a ella.

    Las crisis tienden a resolverse solas (desde el punto de vista macro), es decir, después de mucho sufrimiento y sudor de muchos individuos, quizás se resuelven… Si no, estamos otra vez en el estado ‘natural’ de las cosas, o sea en la pobreza.

    Lo único que puede solucionar la tendencia a las crisis es un pueblo muy bien educado, sabio y conocedor de la historia. Esto, por nuestra condición humana, se da por momentos fugazes y luego desaparece, por lo menos hasta donde se ha visto. Con esta sobrepoblación, vienen muchas peores crisis, temo, amigo…

    ________________________________________

    Sobre los países nórdicos y la fusión interesante de socialismo y capitalismo que practican.

    1) No se mucho de ellos, nunca he estado allí, queda bien lejos de acá.

    2) Se que Noruega tiene mucha riqueza basada en petróleo. Con petróleo hasta Chavez ha logrado mantenerse, mientras empobrece a su país.

    3) Creo que su población homogénea (étnicamente hablando) le ha permitido desarrollar una sociedad donde lo socialista proviene de la economía de escala que se gana al agrupar las cosas. Es decir, es mas barato que entre varios paguemos un profesor y vayan allí los niños a estudiar, de que cada uno los trate de educar por su cuenta, lo mismo para el bus, para la construcción de carreteras , etc.

    Además, acerca de la población, los inviernos de allá fueron un mecanismo de selección natural que eliminó a los huevones desde hace tiempo. Interesante que los países ‘desarrollados’ por lo general no se encuentran cerca del Ecuador, donde no hay verdadero invierno.

    4) Entiendo que aunque su carga tributaria es alta, cada ciudadano tiene mucho poder de influencia sobre el uso que se le da a estos fondos. O sea que si yo no tengo hijos, puedo hacer que mi impuesto, en lugar de invertirse en escuelas, se canalize a algo que sí me interesa, como una biblioteca, por ejemplo. Ésto es CLAVE para que la democracia funcione. Ni Estados Unidos, ni Guatemala es democrática porque son burócratas y no ciudadanos los que escogen como gastar el dinero supuestamente destinado a la inversión pública.

    5) Aunque tienen índices muy altos de desarrollo humano, se que tienen altas tasas de suicidios, lo que nos dice que algo anda mal allá también. Mi teoría es que es la falta de sol…

    6) No se qué piensa Gonzales Merlo acerca de éstos países, le deberíamos preguntar…

    ————————

    Sobre el fervor cuasi religioso de algunos ‘defensores de la libertad’.

    En mi experiencia he notado que la gente tiene la tendencia a ese fervor cuasi religioso en muchas áreas, la economía especialmente se presta a estas cosas, por su naturaleza pseudo-científica.

    Lo bueno de este fervor, es que está basando en la lógica y no la fe. Porque con la fe no se puede discutir. En cambio yo me he dado cuenta en varias ocasiones cuando existen falacias o incongruencias en argumentos hechos por ellos, que si usted los cuestiona, en realidad son abiertos a re-considerarlos.

    Es dificil diferenciar entre pasión y fervor cuasi religioso..¿no?

    _______________________________

    Sobre no presentar evidencia….

    Me disculpo por reclamarle presentar evidencias para sus argumentos, la verdad es que es imposible escribir acerca de estas cosas de forma amena, sin obviar muchas cosas y no definir muchos conceptos. Así que espero no haberle causado demasiado desagrado por mi pedante argumentación al respecto…

    _________________________________

    Gracias por la apertura de mente y el blog. Hablemos de temas seculares la próxima…

    Hasta entonces,

    JoseT.

Deje un comentario Click here to cancel reply.

Add Comment Register



Leave a Reply to Jose Toriello Cancel reply