Vive una buena vida.

Vive una buena vida. Si existen los dioses y son justos, entonces no les importará cuan devoto fuiste, pero te darán la bienvenida basados en las virtudes con las que has vivido. Si hay dioses, pero injustos, entonces no tendrías por qué querer adorarlos. Si no hay dioses, entonces desaparecerás, pero habrás vivido una vida noble que vivirá en las memorias de tus seres amados.

– Atribuido a Marco Aurelio

Marco Aurelio seguramente nunca escribió o pronunció tales palabras. Para comenzar, no se encuentran en ninguna de las obras de su autoría que se han preservado hasta nuestros días. Por otro lado, Marco Aurelio era un devoto politeísta. Su obra más famosa, sus Meditaciones, está repleta de frases de certeza sobre la existencia de los dioses y de devoción hacia ellos. En la misma obra, también se hace referencia hacia el sentimiento de Marco Aurelio con respecto a la idea de alcanzar la “inmortalidad” a través perdurar en la memoria de otros a través de vivir una vida virtuosa: “Próximo está tu olvido de todo, próximo también el olvido de todo respecto de ti.” (Meditaciones, Libro VI. 21)

Independientemente de si tales palabras fueron producto de Marco Aurelio o un invento posterior que luego se le atribuyó a él erroneamente, me parecen muy acertadas y dignas de reflexionar por un momento.

La pregunta sobre la existencia de Jehová, Allah, o Vishnu es una que me ha importado únicamente por curiosidad intelectual y me he dedicado a escribir mis pensamientos sobre Dios y religión porque me es evidente que tienen más consecuencias negativas que positivas para la humanidad. Sin embargo, en mi “dimensión moral”, no tiene ninguna importancia. Trato de vivir mi vida de la mejor manera posible por la simple satisfacción interna que esto me brinda y porque creo que es la mejor manera de relacionarme con otros seres humanos. En ocasiones me equivoco, por supuesto, al igual que todos. Pero encuentro mucha más motivación para rectificar mis errores en el hecho de que sólo tengo una vida que debo de aprovechar para impactar el mundo de una forma positiva, que en tener un saldo positivo en el libro de cuentas de un juez cósmico.

Oscar G. Pineda

Oscar es un mamífero bípedo, de la especie Homo sapiens. Disfruta observando extrañas y repetitivas manchas en pedazos de papel, y oyendo a personas de acento raro hablar de peces con patas saliendo del mar; usando palabras raras como ‘qualia’ o números con muchos, muchos ceros. Tuvo la loca idea de dedicar su vida a hacer lo que le gusta, así que ahora está estudiando filosofía en la universidad y ciencia en su tiempo libre. Así se siente a gusto, cuestionando todo; hasta lo que “no se debe cuestionar”. Ah, y odia escribir sobre él mismo en tercera persona.

Sé el primero en comentar

Add Comment Register