La labor de las asociaciones seculares

En términos muy generales, el secularismo es una postura que busca la completa separación de la religión y el Estado. Esto incluye la remoción de privilegios estatales sobre organizaciones religiosas, y de la penalización —directa o indirecta— derivada de la creencia o la no-creencia en dioses o religiones.

La separación de la religión y el Estado asegura el derecho a la libertad de culto (o a la falta de este) siempre y cuando la libertad de unos no transgreda la libertad de otros. Esto incluye el libre ejercicio de la crítica hacia cualquier postura religiosa, ya que el derecho a la libre expresión es fundamental en la ideología secular.

Un sistema secular asegura que cualquier tipo de desigualdad basada en la ideología religiosa, se quede dentro de la comunidad de quienes profesan dicha religión, no afectando a quienes no la profesan. Asimismo, condena cualquier forma de desigualdad o imposición que no respete la Declaración Universal de los Derechos Humanos. De esta cuenta que, por ejemplo, en los Estados seculares, los miembros de la comunidad islámica no tienen permitido asesinar a pedradas a una mujer por no haber llegado virgen al matrimonio, así como tampoco se permite la exoneración legal de los asesinos. El secularismo promueve la tolerancia, pero no permite la violencia y la desigualdad en nombre de dicha tolerancia.

Cuando las políticas seculares son bien comprendidas y aplicadas, crean un ambiente de igualdad que trasciende a los sistemas de seguridad y justicia, así como a los sectores de salud y educación. Es por ello que el secularismo es apoyado tanto por ateístas como por teístas racionales y sensatos de todo el mundo.

Pero la implementación de un Estado secular es una tarea que aunque en teoría parece fácil, en realidad es muy difícil. Esto es debido a que la mayoría de sociedades siguen siendo predominantemente religiosas, y el dogma religioso siempre pretende imponer su propia ideología sobre los demás, volviéndola regla, plasmándola en la Ley.

Por ejemplo, si el Estado de Guatemala fuese un Estado secular, no favorecería a la Iglesia católica sobre otras iglesias, tal y como lo hace en el Artículo 37, Capítulo único, Título I de la Constitución Política de la República de Guatemala, que textualmente dice que “El Estado extenderá a la Iglesia Católica, sin costo alguno, títulos de propiedad de los bienes inmuebles que actualmente y en forma pacífica posee para sus propios fines, siempre que hayan formado parte del patrimonio de la Iglesia Católica en el pasado”. Tampoco se favorecería a las iglesias sobre otros tipos de entidades lucrativas (negocios o empresas), exonerándolas de impuestos, arbitrios y contribuciones sobre sus bienes inmuebles. Y bueno, muchas cosas serían diferentes.

Actualmente vivimos en un mundo en que la influencia de las religiones aun se ve reflejada en legislaciones irracionales y excluyentes. En muchos casos, los Estados que dicen promulgar políticas laicas, lo hacen solo en el papel, pero no en la práctica. Ante esta situación, muchas personas conscientes se han dado a la tarea de participar activamente en organizaciones seculares, cuya causa primordial es luchar por una completa separación de la religión y el Estado. Estas organizaciones funcionan a partir de donaciones, y promueven activamente una ideología secular a partir de distintos enfoques. Aunque existen muchas organizaciones de este tipo en todo el mundo, menciono algunas de las más grandes a continuación:

The Richard Dawkins Foundation for Reason and Science (Fundación Richard Dawkins para la Razón y la Ciencia) es una organización cuya misión es apoyar la educación científica, el pensamiento crítico y la comprensión —basada en la evidencia— del mundo natural con el fin de superar el fundamentalismo religioso, la superstición, la intolerancia y el sufrimiento. El activismo de esta fundación se concentra en la divulgación científica y el apoyo a organizaciones seculares en países en vías de desarrollo.

Atheist Alliance International (Alianza Atea Internacional) es una federación global de organizaciones seculares e individuos ateos y librepensadores de todo el mundo, e incluye a grupos de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Francia, Dinamarca,  Finlandia, Grecia, Noruega, Portugal, Inglaterra, Gambia, Afganistán, Indonesia, Malawi, Malasia, Malta, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Rusia, Sudáfrica, España, Siria, Uganda, Australia y Estados Unidos. Su visión es la de un mundo secular donde las políticas públicas, la investigación científica y la educación no son influenciadas por las creencias religiosas, sino por razonamientos sólidos y en base a la evidencia. Su activismo consiste en llevar a cabo proyectos internacionales de educación y divulgación.

International Humanist and Ethical Union (Unión Humanista y Ética Internacional) es una organización “sombrilla” con un enfoque humanista, que incluye a organizaciones seculares, escépticas, racionalistas, laicas, humanistas y culturales de todo el mundo. Su visión es la de un mundo donde los derechos humanos son respetados y todos los individuos del planeta pueden vivir una vida digna. Su misión es ayudar a construir un mundo con valores humanistas, y representar a organizaciones seculares defensoras de los Derechos Humanos en todo el mundo. Su activismo consiste en apoyar y promover las actividades de sus miembros, así como participar en actividades que solo pueden ser llevadas a cabo por una organización global, con el fin lograr la completa separación entre la religión y los Estados de todo el mundo.

Project Reason (Proyecto Razón) es una organización dedicada a difundir el conocimiento científico y los valores seculares en la sociedad, que busca fomentar el pensamiento crítico y las políticas públicas seculares. Su activismo consiste en la organización de conferencias, producción de películas, patrocinio de estudios científicos y sondeos de opinión, publicaciones originales de investigación, concesión de subvenciones a otras organizaciones de caridad y el apoyo material a disidentes religiosos e intelectuales públicos, todo con el propósito de erosionar la influencia del dogmatismo, la superstición y la intolerancia en el mundo.

Quisiera hacer especial énfasis en una valiente causa apoyada por Project Reason, que se une a la iniciativa de cientos de víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes católicos, del biólogo evolucionista y divulgador de ciencias Richard Dawkins (fundador de The Richard Dawkins Foundation for Reason and Science), y del difunto periodista y librepensador Christopher Hitchens, en un esfuerzo público por poner fin a la inmunidad diplomática que protege al Papa Benedicto XVI de cualquier responsabilidad en los crímenes de encubrimiento y complicidad en cientos de casos de pederastia cometidos por sacerdotes de todo el mundo. Joseph Ratzinger, en su calidad de Cardenal durante el Papado de Juan Pablo II, supervisó personalmente la respuesta del Vaticano a numerosas denuncias de abusos sexuales cometidos por la Iglesia. Ratzinger no solo ignoró dichas denuncias, NO alertando a la policía para que los abusadores fueran llevados de inmediato a prisión, sino también encubrió y favoreció a los sacerdotes infractores, trasladándolos a otras parroquias, solo para que siguieran perpetrando impunemente tan deleznables crímenes. Lamentablemente, esta situación sigue dándose hasta el día de hoy, y Project Reason es de las pocas organizaciones que se ha solidarizado activamente con las víctimas en su búsqueda por justicia.

Todas las organizaciones seculares tienen dos causas en común. La primera es la secularización de todos los Estados del mundo, y la segunda es la promoción del pensamiento crítico en base al razonamiento lógico. Estas organizaciones no están en contra de las religiones, sino a favor de que todos los ciudadanos del mundo puedan ejercer su libertad de credo, sin que su propia libertad se vea afectada por los dogmas de los demás. Como había mencionado anteriormente, esta es una razón por la cual las iniciativas seculares son apoyadas tanto por ateístas como por teístas racionales y sensatos de todo el mundo.

Invito al lector que navegue por los sitios de internet de las organizaciones mencionadas anteriormente, para obtener una perspectiva más amplia sobre la labor que realizan. Así mismo, agradecería que expresara su opinión acerca de la apertura de una organización humanista y secular en nuestro país, enfocada en la divulgación de principios seculares, en la divulgación científica y en el apoyo de obras de caridad, así como si estaría usted dispuesto/a a participar en dichas actividades.


Artículo publicado originalmente en Plaza Pública el 15 de diciembre de 2012. Desde entonces, un grupo de personas comprometidas con la defensa del secularismo y la promoción del humanismo secular, fundó la Asociación Guatemalteca de Humanistas Seculares. Quedando legalmente constituida desde mayo de 2014 y con el apoyo de Atheist Alliance International y la International Humanist and Ethical Union, mencionadas arriba. Si se sienten identificados, apóyenla.

 

Walda Salazar

Soy una ex-andinista, enamorada de la naturaleza más allá de lo que puedo expresar con palabras. De todos los fenómenos naturales, la Vida ha sido siempre de mi particular interés, y por eso estudié Biología en la universidad. Creo que la única manera objetiva de entender la realidad es a través de la experiencia y el uso de la razón. Estoy en desacuerdo con los dogmas, el adoctrinamiento y la fe ciega; y para mí es un gusto poder compartir con ustedes, estimados lectores, mi forma particular de pensar acerca de la naturaleza de las cosas.

Sé el primero en comentar

Add Comment Register