Respuesta al editorial de Plaza Pública

Ayer por la noche Martín Rodríguez, director de Plaza Pública, publicó una explicación más extensa sobre la “transparencia” en su decisión de aplicar la censura a mi columna y cerrar el blog La vida (parcialmente) examinada que compartía con Walda Salazar. Pueden leerla aquí. A pesar de que Martín comentó en la entrada en la que publiqué el texto censurado que su explicación era el “fin de la historia,” me tomo la libertad ejerzo mi derecho de dar mi punto de vista. (*Leer aclaración al final de la nota)

Primero que nada, hasta el día de hoy no tenía prácticamente ninguna queja sobre Plaza Pública. Si bien tienen un claro sesgo hacia la izquierda que no comparto del todo, me parece que hacían un excelente trabajo cuestionando y fiscalizando a sectores e instituciones que rara vez son cuestionadas y fiscalizadas. Tiene razón Martín cuando dice que han “incursionado en muchos temas nacionales que nadie antes había tocado.” Puedo decir, con gran orgullo, que lo que Walda y yo tratábamos viernes a viernes cabe dentro de este criterio. Espero de todo corazón que a pesar de todo este embrollo, lo puedan seguir haciendo de igual o mejor manera en el futuro.

Fue precisamente por la excelencia y una libertad de expresión que nunca antes había visto (quizás ingenuamente) en otro medio nacional, que me acerqué a ellos para proponerles el proyecto de La vida (parcialmente) examinada. Aunque creo que nos enfocamos bastante en el tema de la crítica a la religión desde la ciencia, la filosofía y nuestras opiniones personales, esto nunca lo escondimos y así nos aceptaron. Lo único que nos pidieron fue respeto y argumentos sólidos. Creo que en gran medida, en estos dos criterios, no fallamos. Durante el tiempo que estuve en Plaza Pública tuve el privilegio de conocer a gente maravillosa, muy inteligente y sobre todo muy humana.

Debo de ser justo y decir que he sido testigo de la honestidad intelectual de Martín en muchas ocasiones y que no pienso, en ningún momento, que haya mala intención de parte suya de distorsionar lo que escribí o de mentir sobre lo que pactamos. Creo que se debe a emociones diversas y a simple falta de memoria. Cosas que a todos nos pasan. Sin embargo, no puedo dejar de dar mi opinión fundamentada sobre todo este desafortunado incidente y permitir que se quiera hacer ver que los de la culpa somos nosotros por “desobedientes.” Justo como Adán y Eva en el mito del Génesis.

Razones todas por las que me duele mucho tener que escribir lo que viene a continuación.

He visto en las redes sociales muchos comentarios desinformados e incivilizados que no apruebo ni comparto. Aunque debo de decirlo, muchos se deben a las razones que el propio Martín dio en las redes sociales y su columna, que no son del todo ciertas. Por ejemplo, no es cierto que los límites los hayamos conocido “desde el día uno,” ya que nunca lo supimos sino hasta el 20 de diciembre, cuando Walda le dedicó un pequeño párrafo al papel de Ratzinger en el encubrimiento de sacerdotes pederastas cuando estuvo a cargo de la Congregación para la doctrina de la fe—antes conocida como la Santa Inquisición. En ese momento, recibimos un correo de la editora de Plaza Pública (no de Martín) “recordándonos” que no se podía criticar a sus “jefes: la URL, los jesuitas y el Papa.”

Se dio un intercambio de correos entre todas las partes y en momentos la cosa se puso tensa. Sin embargo, al final terminó todo en chiste y carcajadas. No sin que antes Martín nos aclarara, el 21 de enero de 2013 en referencia a Walda, que:

“Nuestro límite es el Papa, los jesuitas y la URL, y podemos argumentar con fundamento (como lo haces tú y lo hacen otros columnistas) sobre temas en los que disentimos con el Vaticano. Y pues, como les comentaba, es complicada nuestra relación con el Papa. Mofarnos sobre el Papa puede poner en problemas a nuestros jefes.”

(Tengo los correos electrónicos en mi buzón, aunque confío plenamente en la integridad de Martín y que no será necesario hacerlos públicos en su totalidad.)

A lo que yo pregunto: ¿Qué es mi columna de ayer viernes si no una “argumentación con fundamento” sobre “disentimientos con el Vaticano”, especialmente en su modus operandi a lo largo de la historia? . ¿En qué momento me estoy “mofando” del papa?

En su explicación en Plaza Pública, Martín describe mi columna como “un texto que después de hacer un recorrido por la historia de la Iglesia católica, aterrizaba con una crítica al Vaticano.” No sé, pero me da la impresión de que la lectura de Martín se quedó a medias, pues el objeto principal de mi columna es la libertad de expresión y la libre circulación de ideas. Más específicamente, es una reflexión sobre cómo las religiones han sobrevivido en el pasado a base de la creación de sistemas cerrados de información y lo que podría significar para ellas el advenimiento del internet, el sistema abierto de información por antonomasía. Con todo respeto al juicio de Martín, se me hace increíblemente irónico que haya tomado la decisión (exclusiva de él, según nos recalca) de censurar una columna que habla sobre la censura religiosa a la libre información, por motivos religiosos. Como solían decir los filósofos: quod erat demonstrandum. Muchas gracias por comprobar mi punto.

Y es en el espíritu de la ahora difunta columna en Plaza Pública, La vida (parcialmente) examinada, en el que exhorto a todos los que han tomado parte en este suceso a que reflexionen sobre este importante punto en lugar de tomar partido conmigo, con Martín o con Plaza Pública. Creo que se ha dado, sin querer, una valiosísima oportunidad para cuestionar los paradigmas de lo que debe de ser un medio periodístico, si realmente existe la independencia ideológica y económica y qué es lo que se debe de hacer para crear un tan necesitado periódico que realmente no le deba nada a nadie y con la libertad de cuestionarlo todo. Hasta lo que no se debe cuestionar. También se debe recalcar que la cura para un argumento supuestamente falaz, es un mejor argumento, no la supresión de las ideas, como lo dijo alguna vez Carl Sagan.

Muchas gracias a todos, conocidos y desconocidos, que me han brindado sus sinceras muestras de apoyo y solidaridad desde ayer. No tienen idea de lo valiosas que han sido para mí sus palabras y sus acciones; algunas que requieren de mucho valor y muchísimos bríos. Hasta pronto, que La vida (parcialmente) examinada no termina aquí.

Eppur si muove.
__________________________________________
(*) Martín me comunicó que él no fue quien comentó aquí en el blog con la tajante frase de “Fin de la historia.” Fui al panel de control del blog y constaté que de hecho, no fue él sino alguien utilizando una dirección de correo falsa intentando hacerla pasar por alguna dirección de Martín. De hecho, hay dos comentarios (el otro es del usuario MMHH) que salen de la misma dirección de IP, que dejan en claro que salieron desde la misma computadora y no fue precisamente la de Martín. La dirección de IP ya fue puesta a disposición de las personas pertinentes para que se hagan las averiguaciones del caso y dar con el responsable de tan cobarde acto.

Oscar G. Pineda

Oscar es un mamífero bípedo, de la especie Homo sapiens. Disfruta observando extrañas y repetitivas manchas en pedazos de papel, y oyendo a personas de acento raro hablar de peces con patas saliendo del mar; usando palabras raras como ‘qualia’ o números con muchos, muchos ceros. Tuvo la loca idea de dedicar su vida a hacer lo que le gusta, así que ahora está estudiando filosofía en la universidad y ciencia en su tiempo libre. Así se siente a gusto, cuestionando todo; hasta lo que “no se debe cuestionar”. Ah, y odia escribir sobre él mismo en tercera persona.

24 Comments

  • Reply February 16, 2013

    Anna Urbina

    “Cualquier critica se vuelve constructiva cuando ensena OTRA forma de ver una misma realidad…. precisamente de eso se trata poder emitir una opinion, ahora bien, si va en contra del medio en que se publica, por los intereses, la doctrina o las limitaciones de libre expresion del mismo, entonces el periodista que lo escribio se tiene que buscar otro medio en donde le propicien la LIBERTAD de expresion, ya que COMO ES USUAL EN TODOS LOS MEDIOS EN GUATEMALA…. publican lo que es necesario no todo lo que es veridico…asi que … que pena por el periodista al que le callaron la boca…..no me parece extrano….. la politica y la religion …pueden nublar el tejido de la verdad..”

  • Reply February 16, 2013

    raul de la horra

    Me parece una carta bastante ecuánime, franca, bien argumentada. El tono es el apropiado. En realidad, todo esto abre la eterna herida de la famosa “libertad de prensa”. Quizás haya que constatar, al final, que dicha libertad es una ficción inalcanzable, un hipotético blanco hacia el cual se apunta, pero al que jamás se llega, porque hay mil factores que desvían el tiro. Y, sin embargo, creemos en ella y consideramos que vale la pena luchar por ella, porque en ese ejercicio, afinamos cada vez más la puntería, que en eso consiste la vida. Yo pienso, como tú, que no hay “mala intención” en Martín, pero que se dejó llevar por el sacrosanto “temor al castigo”. Entiendo que la Universidad Landívar, como “brazo intelectual” de la Iglesia, tenga que presentar cuentas sobre su permisividad o no a dejar crecer la “herejía” o las “peligrosas” desviaciones a la línea política trazada desde el Vaticano, y que no es fácil administrar esta línea a medida que se va descendiendo en la escala jerárquica de las instituciones. En fin, espero que la discusión que este episodio ha desencadenado, sirva, al final, tal vez para algo.

  • Reply February 16, 2013

    Edgar González

    ¡Aplaudo tu actitud y tus argumentos! Aún con el desenlace lamentable, estoy de acuerdo en que la corta vida de La vida (parcialmente) examinada puede ser vista como un experimento que sirvió para explorar los límites de la libertad de expresión. Nos recuerda que no todo lo que brilla es oro, que aún los medios más “independientes” sienten en algún momento la necesidad de ‘vender su alma’ a patrocinadores y anunciantes, y que, como escribió Upton Sinclair, ‘es difícil hacer que un hombre entienda algo, cuando su salario depende de que no lo entienda’. Esta reacción no hace sino demostrar la veracidad y exactitud de tu exposición acerca de “religiones han sobrevivido en el pasado a base de la creación de sistemas cerrados de información”. Desgraciadamente no extrañan mucho los incidentes como este en un país donde no se entiende la diferencia entre crítica fundamentada, calumnia e insulto, y donde todo lo que no agrada o conviene a la religión “cuasioficial” es etiquetado como blasfemia. De una manera extraña, la censura a tu espacio termina siendo un reconocimiento de la agudeza de tus artículos, es un síntoma muy claro de que con tus argumentos has logrado dar en el clavo o poner el dedo en la llaga, que hasta al medio de comunicación supuestamente más “independiente” en algún momento le comienza a quedar corta la rienda religiosa, económica, ideológica o política.

  • Reply February 16, 2013

    Amílcar Dávila Estrada

    No dejen de moverse, como la tierra, como las ideas, como la lucha y la resistencia por la libertad. Gracias por sus sesudas provocaciones a pensar mejor, de manera mas integral. La obediencia verdadera, del corazón y, con él, de la mente, se gana, se evoca, no se impone.

    • Reply February 17, 2013

      Admin

      Muchas gracias por su comentario, Amílcar. Resuena de una forma especial viniendo de usted. 😉

  • Reply February 16, 2013

    Pablo Solares

    Estimado Óscar, no fui lector de su blog, y confieso que no lo conocí, sino hasta ahora después de este relajo. Confieso también que soy creyente de las doctrinas de la iglesia católica, confesión que en estos días pareciera estar convirtiéndose en una imprudencia. Sin embargo, escribo para decirle que aplaudo la forma elegante en la que se ha comunicado en esta carta. En mi experiencia personal, he visto que muchas personas que gustan de atacar a la iglesia católica, y demás formas de cristianismo, con frecuencia usan formas de expresión violentas y poco respetuosas de la diversidad de pensamientos. (paradoja clara a los primeros movimientos anticlerigales)- Insisto, nunca he leído su blog, y por puro prejuicio, anticipo que nunca lo leeré en el futuro tampoco. – Sin embargo, atesoro la libertad que usted tiene de abrir canales distintos para que sus lectores le sigan, y en especial, lo animo a seguir con esta línea de expresión respetuosa y refrescante. Ojalá, y todas las personas que se oponen a la religión y en forma especial al cristianismo, puedan aprender que con respeto sincero, prudencia y sin sarcasmo, esta sociedad avanza hacia un mejor futuro. Y sí: Eppur si muove.

  • Reply February 17, 2013

    Javier Roca

    por si me borran mi comentario de plaza publica sobre la respuesta de la editorial, saludos lo que me aterra de los cristianos, es que hablan de un libro que no han leido y por ignorancia y soberbia se mienten a ellos mismos continuando este delirio colectivo que va de generacion en generacion, yo lei la biblia completa a los 15 años tratando de buscar una respuesta de porque mi padre golpeaba a mi madre, no encontre la respuesta en este libro de mitologia judia, sino en la ciencia, en la psicologia leyendo a Freud y a Carl Gustav, yo estudie en un colegio catolico de padres y madres carmelitas, y de niño me preguntaba porque cada año repiten el mismo versiculo, y el padre hace una sopa de letras con los versiculos, tratando de darle el significado que quiere, y no lee el libro en orden, la misma tecnica que usa un pastor, cuando el columnista Martin indica que comparten la etica y perspectiva social cristiana, me aterra una porque no se si ya leyo la biblia y comparte lo que dice, o porque se miente como los demas cristianos, por ejemplo analisemos la parte social de como criar un hijo segun la biblia: “Quien no usa la vara no quire a su hijo; quien lo ama se apresura a corregirlo” Provervios 13,24
    “Castiga a tu hijo mientras hay esperanza” Provervios 19,18
    “Las heridas del azote purifican la intention; los golpes, el fondo del corazon” Provervios 20,30
    “No dispenses al niño de la correction; si le das con la vara, no morira; castigate con la vara y libraries su alma del seol” Provervios 23 13-15
    “Vara y correction dan sabiduria; hijo consentido es la verguenza de su madre” 29, 15 Ecli 22, 6-7; 42
    “Quien ama a su hijo le aplica de continuo el azote” Ecli 30,1
    “(el hijo instruido a azotes)… a la muerte de su padre no siente tristeza”Ecli 30,5
    “Halaga al hijo, y te dejara aturdido; juega con el, y te dara tristeza. No te rias con el, para que no tengas que sufrir con el tundale las costillas mientras es niño” Ecli 30 9-12
    “Si un hombre tine un hijo indocil y rebelde, que no hace caso a sus padres… lo llevaran a los ancianos..entonces todos los hombres de la ciudad lo lapidarian hasta que muera” Dt 21, 18-21 ………….. podemos hablar de como tratar a la esposa, y otras conductas sociales, la ignorancia les puede decir no pero eso es cuestion de percepcion y se necesita ser teologo, la teologia no es una ciencia, como dice David Hun “Si tomamos en nuestras manos cualquier volumen de teología o metafísica escolástica, por ejemplo, preguntemos: ¿Contiene algún razonamiento abstracto referente a cantidad o número? No. ¿Contiene algún razonamiento experimental concerniente a cuestiones de hecho y existencia? No. Arrójese entonces a las llamas, pues nada puede contener que no sea sofistería o ilusión.” , el delirio colectivo del cristianismo es algo geografico y no una eleccion, Jesus estuvo casado con una prostituta, Maria de Magdala no? la mejor forma de acabar este delirio es leyendo, almenos leyendo el libro del que hablan, la unica columna que leia yo de este periodico virtual era la columna de Walda y Oscar, eran los unicos que hablaban de ciencia, de la razon, unos Biologos Guatemaltecos brillantes, a los cientificos en estos tiempos no nos meten en hogueras, ni nos llaman herejes, ni terminan presos en sus casas el resto de su vida como Galileo, pero se nos apartan e excluyen, pondre en contexto mi ejemplo, estuve en la incubadora del campus tec, iniciando mi emprendimiento en una compañia de software, durante el tiempo que estuve nunca recibi feedback de los directores del centro de pseuda investigacion ni mentoria, yo ingrese a este Centro porque despues de pasar 9 años trabajando para multinacionales, desarrollando software y haciendo investigacion cientifica, decidi poner mi empresa, para resumir a este pseudo centro de investigacion le presente varias ideas de soluciones de software por ejemplo mi idea de desarrollar prototipo para luego mandarlo a ensamblar en china, con un board arduino, el producto es un dispositiivo que se conecte a los contadores de energia de las casas y le envie en tiempo real a la empresa electrica, el consumo del usuario, en el caso de los contadores analogos como por cada x vueltas del disco se envia el dato, el dispositivo tendria un engranaje como el de los relojes, y en el digital mas facil obtener el dato, se puede tener un mapa en tiempo real indicando todos los contadores de energia en guatemala y cuales estan activos, y si uno falla abrir un ticket al departamento tecnico, esto evitaria el escenario de fraude con los contadores, y le reduciria costos a la empresa, ademas el producto se puede interpolar a otras empresas en la region porque los contadores usan la misma tecnologia, una solucion para empresas microfinancieras muy completa https://www.youtube.com/watch?v=jk6a09_8dyM&hd=1, una solucion de conocimento compartido y consultoria, y no en ninguna recibi apoyo, capital semilla o varias cosas que recibian otros proyectos que tenian la ingenieria e ingenio de las aplicaciones que tienen un boton, y al presionar el boton hace el sonido de un pedo, pero estas soluciones de un pedo, son las que apoyan con el tiempo, descubri porque, como este centro de investigacion esta ligado a la universidad del valle y ellos se mueven asi, http://www.youtube.com/watch?v=RIRKicGzoWw&list=UU7M-yKoTftICqdt6JlLVXQA y yo como cientifico y libre pensador no pienso como ellos, ademas en la teologia esta pseudociencia hay una parte que indica que alguien puede ser beneficiado economicamente solo si esta bendito por Dios, esto pasa la censura, la exclusion a la ciencia y los libre pensadores es la nueva hoguera y herejia, de los cristianos, ahora actuan de una forma hipocrita, te sonrien y por la espalda no se sabe cuales son sus intenciones, por eso desconfio de los cristianos, no tengo idea como van a actuar mas si es como dice el autor de este post, con los valores socieles cristianos, o lo que eso signifique, el consejo que le di al campus tec es que pongan una cruz en la entrada y con eso me evitan a mi y a otras personas de ciencia, perder el tiempo, de igual forma con su periodico virtual, pongan una cruz en la portada, o no pongan logos como Open Society que mienten y desinforman, saludos

  • Reply February 17, 2013

    Juan P. Ochaeta

    Oscar, me alegro de haber leído esta respuesta suya, antes de responder al comentario que usted hizo a Antonio en el artículo de Martín en PzP. La razón es que yo iba a argumentar que no importa si ninguno de los columnistas o blogueros es empleado de Plaza Pública o todos trabajan ad-honorem, como usted aclaró. Ya que al igual que en un trabajo, si a uno lo invitan a una fiesta y de antemano le aclaran el código de vestimenta, por ejemplo, y uno sabiendo esto acepta la invitación, es lógico pensar que se acepta dicha regla y uno debe acatarla. Sin embargo, ahora que usted aclara que no hubo tal regla sobre lo que se podía o no escribir, todo queda en una declaración de “su palabra y la de Walda, contra la de Martín”. Y la verdad de eso, sólo la saben ustedes tres y algún testigo que presenció su acuerdo para aceptar a la “Vida (parcialmente) examinada…”

    En lo que sí le doy toda la razón, es que el artículo que desencadenó esta tormenta, no contiene nada ofensivo “per se” en contra del Vaticano ni del Papá. Es como usted bien reafirma, un estudio de los yerros que mi Iglesia, ha cometido a lo largo de los siglos y sobretodo durante la etapa de la Edad Media. Son hechos por todos conocidos, y algunos incluso motivo de arrepentimiento en tiempos modernos por parte del Papa (caso Galileo). Por lo tanto considero que la reacción de Martín es sobredimensionada, aunque matizo que si en verdad ustedes ya sabían de los límites, pues, sí puede haber un motivo legítimo para haberlos censurado.

    Por último, he leído casi todos lo comentarios en PzP y aquí en Guatemala Secular y ustedes con Walda cuentan con un apoyo mayoritario por parte de los lectores, lo cual me parece justo y bien ganado. Pero lo que no apruebo de muchos de esos comentarios, es la dureza y encono con que se dirigen contra la URL y la Compañía de Jesús y Martín, por su decisión y línea editorial, puesto que, como bien aclara el director de PzP, fue la misma URL la que lo llamó a él para poner en marcha el periódico digital que desde un principio tiene un tendencia marcada hacia la izquierda, al igual que la gran mayoría de los lectores, y que por lo tanto, es gracias a la URL que hemos podido gozar de un diario, que si bien no el 100% independiente, lo es mucho más que los otros de nuestro país. Y en donde, hasta el momento, jamás he visto que censuren algún comentario de los lectores a las columnas, caso contrario a cualquier otro blog en PL, S21 e incluso elP…

    Adelante, le deseo muchos éxitos, y trataré de llegar al Conversatorio, donde ojalá usted y Walda lleguen a exponer en forma pública lo que ya dejaron en la Web.

  • Reply February 17, 2013

    Jaime Cabrera Letona

    Espero seguir las certeras y fundamentadas opiniones tuyas y de Walda en este sitio. Total, esta es la enorme ventaja de internet, pero demuestra hasta dónde los dogmas pervierten hasta el medio màs apatentemente libre.

  • Reply February 18, 2013

    fredy gomez

    Felicitaciones y condolencias a la columna. En todo caso, bienvenidos a donde no hay editores cuyo trabajo es “Adaptar un texto a las normas de estilo de una publicación. (RAE)”

  • Reply February 18, 2013

    Walter GT

    Pero que gimoteo el de este cuate mientras que para el solo este tipo de censura se da aprueba que se le de a otros a la fuerza y hasta calumnia comunidades con tal de que se de, pero ni modo cada vez es mas creíble los chisme que se dan de el cuando dicen que el como su familia eran defensores del régimen franquista en españa.

  • […] Martín Rodríguez tomó la decisión de quitar una columna de opinión y cerrar el blog: La vida parcialmente examinada, compartido por Walda Salazar y Oscar Pineda.  El director de aquel medio actuó en defensa de […]

  • […] Respuesta al editorial de Plaza Pública » […]

  • Reply February 21, 2013

    Juan Antonio Castillo

    No había tenido el placer de leer tu columna en plaza pública. No ha sido hasta después de un par de publicaciones de una amiga mía en facebook que me interesé en ver de que se trataba el embrollo.

    Debo decir que el par de artículos que leí de la columna en el sitio de marras (luego de hacer una búsqueda en google), me han parecido de excelente calidad. Luego de ver la buena calidad de los mismos y de la natural pregunta ¿de verdad censuraron esto?, llegué a encontrar Eppur si muove ya en este nuevo sitio. Lo leí, y no logré explicarme el por qué de la censura.

    Luego de leer las publicación de Martín (en Facebook y en Plaza Pública), y esta genial respuesta tuya, solo me queda felicitarte efusivamente, expresarte mi respeto y mi admiración por la manera en que has respondido y concederte la razón en cuanto a que ganarte la censura por un artículo que habla de la censura, por las mismas razones, es irónico. ¡Pero también puede ser afortunado!.

    Espero de verdad que esto alcance una mayor visibilidad y ojalá (con todo el peso etimológico de la palabra) algunos cuantos Guatemaltecos tengan, con ello, ocasión de leer tu columna y cuestionar la ceguera intelectual con que han sido educados, en la cultura y la religión.

    Todos mis respetos a vos, y a Walda. Espero que sigan escribiendo y yo me quedo enganchado al blog.

    Para plaza pública, por muy buena que sea, y sin rencor alguno, solo deseo de verdad la muerte como medio, o la independencia financiera, sin la cuál no hay independencia de criterio. Una frase que leí de un amigo mio, que en su momento no compartí, pero cada vez lo hago más dice: La única iglesia que ilumina, es la que arde.

    Un saludo.

  • Reply February 22, 2013

    Alejandro Berganza

    Le comento que no hay ninguna evidencia histórica ni testimonio de la época que Galileo haya dicho: “eppur si muove”. Parece que estas son lamentables falsificaciones de la historia que se inventan para un público acrítico, más interesado en el lenguaje como herramienta de lucha contra el enemigo que como descubridor de la verdad.

    Una opinión fundamentada ya no sería opinión, sino que, hecho o verdad científica. Fundamentar una opinión es como una contradicción de términos, porque si ya está fundamentada ya no es opinión; del mismo modo que una sospecha fundamentada no se convierte en verdad. Por lo tanto, no se puede usar el ‘fundamento’ de una opinión como argumento de derecho para pedir alojamiento de esa opinión que es necesariamente parcial, personal y subjetiva. Cualquier persona, hasta un niño, puede ‘fundamentar’ la opinión más disparatada y extrema. Lo desafío a que me mencione tan sólo una opinión que no se pueda fundamentar con algo.

    Le pido que note que Martín no cuenta con la autoridad o la posibilidad o el deseo de censurar sus ideas. Usted las puede seguir expresando en donde quiera, sin que él trate de mover influencias para perseguirlo y ver cómo lo bloquea de cualquier modo para evitar que se exprese. Le aseguro, por lo que he leído acerca de él (no lo conozco), que Martín respeta sus ideas y su derecho a expresarlas, igual que lo hago yo, como católico, y la gran mayoría de católicos.

    Creo que Martín y Plaza Pública están siendo demonizados injustamente, e injustamente poniendo en duda la honestidad y legitimidad de sus objetivos, debido a esa decisión que no viola ningún derecho de nadie ni atenta en ningún mínimo sentido contra la democracia.

    Muy triste todo esto…. )-:

    • Reply February 27, 2013

      Oscar

      Buenas tardes, Alejandro. Estoy perfectamente consciente de lo que señala sobre Galileo. Si pone atención al texto, notará que escribo:

      “Quién sabe si de verdad sucedió pero cuentan que Galileo, luego de retractarse públicamente, murmuró entre dientes Eppur si muove (Y sin embargo, se mueve. En referencia a que la Tierra gira alrededor del Sol y no al revés). – http://www.guatemalasecular.org/2013/02/15/eppur-si-muove

      😉

      • Reply February 27, 2013

        Alejandro Berganza

        Entonces, tiene que reconocer que aquí habría una incoherencia de su parte, puesto que usa nada menos que como título de su artículo una frase de cuestionable autenticidad histórica. Con esto, en cierto modo prueba lo que digo: que más importante que la fidelidad a la historia o que la disciplina científica es golpear al adversario. No me cuesta concluir que el mismo rigor que empleó para elegir esa frase como título es el que usa para desarrollar sus argumentaciones, lo que implica que usted produce opiniones muy personales y subjetivas -a las cuales tiene pleno derecho y deben ser respetadas- para un sector muy concreto de lectores que, igual que usted, están más preocupados con la causa antirreligiosa que con la fidelidad a la historia. Y quiero insistir, no cuestiono su derecho a esas argumentaciones antirreligiosas (aunque busquen apoyo anacrónicamente en cosas que pasaron hace 4 siglos y que ya se quedaron para siempre atrás) y respeto, de verdad y de todo corazón, su derecho a expresarlas.

        • Reply February 28, 2013

          Oscar

          No veo ninguna incoherencia, Alejandro. El punto de utilizar la frase como título (apócrifa o real, es irrelevante) es que ejemplifica una actitud resultante de lo que expongo en la segunda parte del texto: ya no se puede seguir tapando el Sol con un dedo. No le busque tres pies al gato. 😉

          • February 28, 2013

            Alejandro Berganza

            Quizá el más grande filósofo de la ciencia actual (no sé si ya habrá fallecido), nada sospechoso de parcialidades, es Karl Popper. El dice -y nadie se lo ha refutado- que todo conocimiento científico es hipotético, es decir que vale mientras la siguiente teoría no la desbanque. Tal es el caso de la física newtoniana y la de Einstein: las ‘leyes’ de Newton no aplican con velocidades cercanas a la velocidad de la luz.

            Por otro lado, Thomas Kuhn, otro gran filósofo de la ciencia y quien acuñó el famoso “paradigma” (que hoy usa todo el mundo en contextos epistemológicos) dice que las autoridades eclesiásticas que condenaron las ideas de Galileo (esto nunca llegó a ser parte de la doctrina universal del Magisterio de la Iglesia) no pueden ser estrictamente recriminadas, puesto que el movimiento es relativo (Cfr. Einstein). Tan cierto es decir que la tierra gira alrededor del sol como que el sol gira alrededor de la tierra, dependiendo del sistema de referencia.

            Usted me dice, algo apodíctamente que no le busque tres pies al gato, o sea, que no cuestione la verdad universal y eternamente irrefutable que usted expone.

            Pero lo mejor es ver la verdad como un ideal al que nos acercamos incrementalmente, y no como un garrote que puede usar el que primero se apropia de él. No hay que prestarse tan fácilmente como rehén voluntario de los propios convencimientos, porque nosotros, con evidentes limitaciones cognitivas y existenciales, somos siempre nuestros peores enemigos. Esto me lleva a mí a respetar, de verdad, sus ideas.

            No cuestiono su honestidad intelectual para nada. Más bien sería todo lo contrario.

            Ahora, si vamos a ser honestos y a alejarnos del dicho que “en toda discusión hay dos puntos de vista: el equivocado y el nuestro”, tiene que reconocer que también usted le puede buscar 3 pies al gato. Los errores o la imperfección no descalifican a individuos o instituciones. Yo no digo que yo no le busque tres pies al gato, y por tal razón trato de mantenerme abierto a hechos y razones, y a escuchar y poner atención.

            El título de su artículo demuestra su ánimo en contra de la religión católica -que es legítimo- pero no demuestra su fidelidad a la historia. Usted debe, entonces, verse a sí mismo también, igual que me ve a mí, al conjunto de los sospechosos que le buscan tres pies al gato.

          • February 28, 2013

            Oscar

            No estoy “refutando” a Popper, aunque sí estoy en desacuerdo con muchas de las ideas que propuso para delimitar la ciencia y definir su metodología. Claro que la ciencia no comprueba verdades absolutas y todo conocimiento que genera es susceptible a ser refutado. Si usted se toma la molestia de ir al sitio de Plaza Pública y leer todo lo que publiqué en ese medio, se dará cuenta de que nunca dije algo diferente.

            No sé si usted leyó La estructura de las revoluciones científicas o únicamente está familiarizado con relatos de terceros, pero la interpretación que usted hace de Kuhn, disculpe mi tosca sinceridad, es espantosa (al igual que la que hace de la relatividad general de Einstein). Es la misma que muchos intelectuales postmodernos han hecho para promover la idea de que la ciencia es únicamente una narrativa más, como la que hace cualquier religión o tradición cultural.

            Lo que se desprende del trabajo de Kuhn no es un relativismo epistemológico. Lo que Kuhn expone y que ejemplifica a través de la revolución copernicana es que la ciencia pasa por momentos en los que dos modelos compiten uno contra otro y no hay manera de determinar cuál de los dos es el más adecuado o el que más se acerca a la realidad. No significa que es igual de válido decir que la Tierra gira alrededor del Sol o que el Sol gira alrededor de la Tierra, como usted sugiere, sino que es necesario observar y medir más o incluso esperar nueva tecnología para determinar cuál opción es la (más) correcta. El cambio en el consenso científico de un modelo a otro, ya sea por razones estrictamente científicas, políticas, etc. es lo que Kuhn denominó paradigm shift.

            Cuando le digo que “no le busque tres pies al gato” no quiero decirle que deje de cuestionar la Verdad Universal que yo expongo. ¿Por qué me atribuye semejante estupidez? Eso es un hombre de paja, y sospecho que lo sabe perfectamente bien. Lo único que he tratado de explicarle es que es un título que me gusta, que lo veo útil y que refleja el punto que expongo hacia el final. Sinceramente, no veo cuál es su obsesión con este tema. ¿No le parece bastante más interesante cuestionar si la apreciación de la situación de la religión ante la libre circulación de información es plausible o si de plano estoy hablando idioteces?

  • Reply March 1, 2013

    Alejandro Berganza

    Pues lo que le digo de Popper y Kuhn no es espantoso de ningún modo. Y si lo es, el que acusa lleva la carga de la prueba o de la argumentación. Yo no sé si usted se basa en terceros o en la Wikipedia, pero recuerde, el ladrón juzga según su condición. La edición que tengo de “La Estructura de las Revoluciones Científicas” (librito pequeño gordito de pasta amarilla suave) la compré en la librería del Fondo de Cultura Económica hace bastantes años. ¿Que yo hablo de un “relativismo epistemológico…”!?; ¿…misma que intelectuales posmodernos…!? ¿Que yo sostendría que “la ciencia es únicamente una narrativa más, como la que hace cualquier religión o tradición cultural…”!? Me está hablando con clichés de lugar común y rodeándome de muñecos de paja de su fabricación (-:

    Es una verdad absoluta que el movimiento es relativo (-: -no es una magnitud absoluta y Einstein se toma enormes trabajos para explicarlo, y relata sus propias disquisiciones, para dar a entender que el asunto no es trivial. Dependiendo del sistema de referencia, por lo tanto, es igualmente válido decir que una mosca en un carro está en reposo o va a 80 km por hora, que es la velocidad del carro. Por esta razón, Thomas Kuhn no extrae del incidente de Galileo las conclusiones incendiarias que sacan los enemigos de la religión o de la Iglesia Católica. Los que decían que el sol giraba alrededor de la tierra tenían razón, igual que los que decían que era lo contrario, porque el movimiento es relativo: ambos hablaban desde diferentes sistemas de referencia. Esto no salva el error, pero le resta combustible demogógico a los que fomentan el rechazo a la Iglesia, una tarea en la que Thomas Kuhn no toma parte, porque él tiene espíritu auténticamente científico. (Como Popper, que no cree en Dios). Esto es lo que dije.

    La religión católica -mucho menos desde que en Occidente la Iglesia católica reconoció los ámbitos diferentes de la fe y la razón y definió la separación Iglesia-Estado- no se opone a la libre circulación de la información. Si usted sostiene esto en algún sentido, sí estaría hablando idioteces, usando su misma elección de palabras.

    Y si quiere discutir de esto, está bien. Pero recuerde que tiene que dar pruebas de que la Iglesia bloquea de algún modo la libre circulación de información, como hace, por ejemplo, el gobierno chino con filtros para Google o como hacen los Castro en Cuba o por algún otro medio que la Iglesia usa para evitar que la gente intercambie libremente información. Pero que no sea por causa de este incidente que es una cuestión de administración completamente legítima y que no viola ningún valor occidental de ningún tipo.

    Nadie, en ninguna democracia del mundo, puede obligar a algún medio a publicar lo que no quiere publicar o a reclutar a un periodista que no quiere reclutar o a mantener dentro de su grupo de periodistas a quien no quiere mantener. Y esto no se opone a ningún valor democrático.

    Usted puede no estar de acuerdo por muchos motivos válidos con alguna decisión de estas, pero ninguno puede ser por valores universales como la libre expresión de ideas o la libre circulación de la información, a menos que quiera pelear valiéndose de lo que sea, lo que también es legítimo en Occidente. Pero usted me parece una persona que no quiere ser parcial.

    • Reply March 6, 2013

      Oscar

      Sí, señor Berganza. Aunque usted no lo vea y siga obstinado con tener la razón, su interpretación de Kuhn, Popper y Einstein es espantosa. Mientras más lo saca al tema, más se evidencia.

      Por otro lado, lo invito a que me señale la parte del texto en la que “sostengo” que la Iglesia Católica se opone a la libre circulación de información en el siglo XXI. Aunque dados los incidentes recientes en Plaza Pública, se podría asegurar que por lo menos en algunos lugares, las sucursales de la Iglesia sí lo hacen. 😉

  • Reply March 6, 2013

    Sonia Villeda

    He considerado continuar leyendo Plaza Publica, luego de esta cuestión de la censura, soy una sencilla lectora a quien ha dado toques de electroshock en ese pequeño rincon donde cabe y puede más el conocimiento que la fe. No es que tome completo partido con usted, sus ideas y su “fallecida” columna, pero es que gana con mucha más fuerza la razón, gracias a eso continuaré atenta a este espacio, lo del Vaticano es un horror y lo ha sido siempre, pero es más bonito que alguiEn lo desmenuce de una forma objetiva como usted lo ha hecho y al final de la lectura pensar: “es algo que siempre he pensado igual que él”. Más allá de decir ” lo lamento” quiero expresarme mejor con un BRAVO!

  • Reply March 6, 2013

    Oscar

    Muchas gracias por leer y por sus amables comentarios, Sonia. A pesar de este desafortunado incidente, yo sigo pensando que Plaza Pública es un buen medio y que (algunos de) sus columnistas—que no tienen nada que ver con las miopes “fronteras editoriales”—son de los mejores en Guatemala. Espero que nos sigamos viendo por estos lados. 🙂

    ¡Saludos!
    Oscar

Deje un comentario

Add Comment Register