Justificando abusos con la Biblia

Esto es lo que pasa cuando alguien se toma demasiado en serio eso de que “La Biblia es la palabra de Dios.” Mucha gente lo ignora, pero la Biblia dista mucho de ser la fuente inagotable de virtudes que generalmente se piensa. En sus páginas es posible encontrar justificaciones para casi cualquier cosa, desde el amor al prójimo y la honestidad, hasta la esclavitud, el genocidio y la misoginia. Y todo con una lectura teológicamente defendible del “Buen Libro.”

Tal es el caso de Luis Arturo de León Saldaña, un dentista de niños, que agredió física y psicológicamente a su esposa durante años, basándose en argumentos bíblicos. Según la acusación del Ministerio Público, de León Saldaña “le orinaba la cabeza, le escupía el rostro, la obligaba a desnudarse en la madrugada y, a manera de sometimiento, la tiraba al suelo y le ponía el pie encima.” Su esposa, obviamente, tenía que soportarlo todo y someterse a su autoridad porque “la Biblia así lo decidía.”

“La acusación de la Fiscalía señala que entre los maltratos que el médico cometía contra su esposa está que la obligaba a comer picante en grandes cantidades. Además, el acusado brincaba sobre el cuerpo de esta. También le fracturó un brazo y una rodilla y luego la amenazó con que si ya le había ocasionado tales quebraduras la mataría. El sindicado obligaba a su cónyuge a levantarse en horas de la madrugada para orar. La víctima relató a la Fiscalía que su esposo tenía como práctica habitual masticar la comida y luego tirarla al suelo, donde ella debía comérsela.”

Cierto, hay que estar un poco enfermo de la cabeza para llegar a esto, y el cristiano promedio no cree ni practica tales actos a diario; pero valdría la pena darle una leída al libro antes de proclamar su sabiduría y afirmar que debe de ser la base de nuestra moralidad. No veo a nadie justificando actos como estos basándose, por ejemplo, en Harry Potter.

Harry Potter 1, Biblia 0.

De León Saldaña, con Biblia en mano, antes de entrar a la audiencia.

De León Saldaña, con Biblia en mano, antes de entrar a la audiencia.

[vía Prensa Libre]

Oscar G. Pineda

Oscar es un mamífero bípedo, de la especie Homo sapiens. Disfruta observando extrañas y repetitivas manchas en pedazos de papel, y oyendo a personas de acento raro hablar de peces con patas saliendo del mar; usando palabras raras como ‘qualia’ o números con muchos, muchos ceros. Tuvo la loca idea de dedicar su vida a hacer lo que le gusta, así que ahora está estudiando filosofía en la universidad y ciencia en su tiempo libre. Así se siente a gusto, cuestionando todo; hasta lo que “no se debe cuestionar”. Ah, y odia escribir sobre él mismo en tercera persona.

1 Comment

  • Reply June 9, 2015

    Fernando Gonzáez

    Leí hace tiempo esa noticia, fue tal mi interés en ella que empecé a escribir un tipo de cuento negro, sobre el asunto, en el cual, al final, el malogrado dentista, era sodomizado en prisión preventiva, a la par de reclusos que irónicos leían a coros versículos biblícos…,de hecho ironizando más la cuestión, tenía en su historial, el “bendito toque” de un sacerdote, el cual le enseñó el odio exacerbado hacia la mujer, y esa era la bendita excusa para tratarla como la mierda.
    No sé, por allí lo dejé…, bueno, la verdad es que la “santa biblia” en el lado humanista, no tiene nada de santa, es fiel reflejo de una sociedad machista, y violenta; así como bien dices, hay cientos de ejemplos contradictorios, absurdos, mal intencionados que el fiel freyente “no ve” en parte por su fanatismo, y en gran medida por el hecho que DESCONOCE en lo que está creyendo.

    Hace días hablaba con un amigo (Cristiano evangélico) a quién no logro hacer entender que sí existió genocidio en Guatemala, y en una de tantas, hablamos sobre el linchamiento, para sonar más técnico, de la apología del delito y le decía, “bueno Dios, tu dios, promueve el linchamiento que tanto realiza la gente que tanto criticas, y desprecias” y me contestó algo insólito: “bueno es que Dios sabe que hay gente que nunca cambiaría” esa fue su respuesta, y su justificación….
    vaya hijueputa dice uno…!

Deje un comentario Click here to cancel reply.

Add Comment Register



Leave a Reply to Fernando Gonzáez Cancel reply